jueves, 10 de enero de 2013

EL PODER DE UNO MISMO






Había una vez un hada noble que por más que pensaba no hallaba solución a su problema.
Todos sus amigos y sus amigas tenían desarrollado un gran poder con el que ayudar al prójimo.  Sin embargo ella, Filo, no tenía ningún don ─ ¿Será porque soy humana? ─se preguntaba a veces la joven hada. Pero eso era imposible pues era pequeña y voladora como las hadas buenas de la primavera─, entonces, ¿porque yo no tengo poder?
Decidió partir en busca de repuestas, visitaría al sabio de las montañas quién seguramente le daría sus razones.
Ella no se daba cuenta, pero en su camino hacia las montañas, los campos arrasados por las nieves y heladas del invierno iban a su paso floreciendo y pintándose de luminosos colores, los pajarillos aparecían animando su camino… caminando caminado se encontró una tortuga:
─ ¿Hola hada buena, podías ayudarme?
─! Claro! ─contestó entusiasmada la joven─, ¿qué puedo hacer por ti?
─Sólo necesito consejo, si tú fueras una tortuga lenta como yo ¿qué harías para ser más rápida y destacar?
─! Uunn, déjame pensar! ─dijo la joven reflexionando─ Yo creo que no haría nada pues estaría fuera de mi alcance cambiar mi naturaleza, creo simplemente que intentaría ser una buena y lenta tortuga.
─Tienes razón amiguita ─dijo la tortuga, mientras se transformaba en el sabio a quién ella iba buscando─ Mi querida Filo, al saber que venias he decidido venir a tu encuentro y ayudarte, para que  te respondas a la pregunta que querías hacerme, sin embargo hay algo que todavía no has visto pequeña.
─Mi querido Sabio ¿Qué es lo que mi vista no ha percibido?
─A tu paso el campo arrasado por el invierno y por la mano del hombre ha florecido resplandeciente, mi querida amiga tu poder es traer la primavera y sin ningún otro don extraordinario, debes hacerlo lo mejor que sepas.
─Tienes razón, el campo esta precioso ahora, me siento afortunada, pues no necesito poderes para ser extraordinaria, gracias.
Y así la joven comprendió que para destacar y ser importante sólo hay que mirar alrededor y observar lo que sucede en tú paso por el mundo.

No hay comentarios: