martes, 6 de marzo de 2012

LAS GOTAS DE AGUA

Erase una vez dos gotas de agua que vivían separadas encima de dos nenúfares en el interior de un lago. A pesar de estar lejos hablaban a distancia el idioma de las gotas de agua y se entendían y comprendían a la perfección. Un día el lago comunicó a todos sus pobladores que estaba muy contaminado y quería renovarse, para ellos necesitaba de todas las gotas de agua, para después de expulsar el agua mas turbio, las gotas le volvieran a llenar con la mas nueva y pura de las aguas, aquella que desde la lluvia quedaba en las plantas. De todas formas, les comunicó que llovería la próxima semana, así que si no venían todas las gotas ahora, no le importaba pues la lluvia le purificaría.
Nuestras gotitas, estaban asustadas pues no sabían qué camino seguir, por un lado se sentían muy bien juntas y así hablando todo el día y en su pronta lejanía tenían la certeza de quererse de respetarse y de querer estar siempre la una al lado de la otra. Si se marchaban al lago estarían juntas por fin, pero nadie le podía asegurar que estuvieran seguras, habría muchas más gotas y se difuminarían y entonces ¿cómo iban a sobrevivir?, ¿cómo iban a comunicarse entre tanta gente? y qué pensarían de ellas el resto de las gotas. Por otro lado si se mantenían en sus nenúfares ¿qué clase de relación les esperaba? Siempre juntas pero tan lejos. Transcurrieron los días y el lago terminó por renovarse y las gotitas ante el temor a no encontrarse decidieron permanecer en sus nenúfares, así han pasado varias renovaciones del lago y las gotitas siguen en sus nenúfares esperando a decidir cuál es la decisión más acertada. Pero lo que ellas no saben es que el sol está llegando con el verano y si no se marchan al lago pronto morirán evaporadas.

No hay comentarios: