miércoles, 4 de febrero de 2009

Un Culebrón





Ella pensó que con un hechizo serviría y es que para una niña mimada, ser rechazada por el hombre al que amas no es algo habitual. Sol era hija de un viudo acaudalado de la región del norte, debido a su buena posición era uno de los hombres mas cotizados de la comarca, su hija no permitía que ninguna mujer se le acercara, con estrategias y rabietas conseguía que su padre dejara a un lado sus necesidades y sentimientos complaciendo a su pequeña.
Cuando Sol tenía diez años llegó a vivir con ellos Liliana la hija de un viejo amigo de la familia que habiéndose quedado huérfana fue acogida en el seno familiar, ella era de la misma edad que Sol y eso hizo que pronto se hicieran muy amigas y también hizo que el acceso al viudo resultara un poco más fácil, ya que Liliana siempre intentaba convencer a Sol para que pensara un poco en su padre.
Pero algo había en esa familia tan completa que impedía al viudo buscar esposa...
El tiempo pasó y cuando las chicas cumplieron veinte años llego a la región Jorge un imponente propietario de una de las fincas más prósperas de la región, era joven y guapo y todas la feminas de la región suspiraron de amor ...
Pero hubo alguien mucho más entusiasmada que el resto, y esa fue Sol. Sin embargo, pronto mostró interés por Liliana que era tan bella como Sol pero mucho más inteligente y audaz, cierto es que se sintió entusiasmada con el muchacho e incluso adulada, pero al enterarse del interés de su querida hermana Sol, decidió alejarse, pero ninguna mujer admirada puede evitar coquetear, esas pequeñas muestras traviesas hacían que Jorge no perdiera el interés y Sol al darse cuenta se mostró enfadada y decidió aliarse con una de las pretendientas de su padre.
Julia era un mujer joven y se decía de ella que también era bruja, siempre había sido amante del viudo, pero nunca había conseguido que este la desposara, quizás por que nunca la había amado.
Sol le pidió un conjuro para conseguir el amor de Jorge y a cambio le prometió mediar con su padre para conseguir que la desposase, la bruja aceptó de buen grado pero advirtió a la jovencita que si se casaba con el joven por medio del embrujo debía conseguir que este la amara antes de entregarse a él , pues si no, ambos se trasformarian en piedra. Sol aceptó muy segura y marcho entusiasmada esperando su conjuro.
Durante la semana de espera, Sol vio a su padre mirando a Liliana con cara de enamorado y a Liliana correspondiendo a su miradas, entonces sintió remordimiento y el día que debía marchar a por su conjuro partió decidida a no seguir adelante.
Cuando la joven se disponía a salir se encontró horrorizada a Jorge cantado a su amiga una serenata, entonces marcho enfadada y dispuesta a todo...
Procedió a realizar su hechizo a cambio de convencer a su padre para que se casara con la bruja.
Y bueno todo ocurrió así, Sol se iba a casar con Jorge y su padre se comprometió con la bruja por que aunque amaba a Liliana su hija le convenció de que eso era imposible, ya que Liliana era como una hija mas.  
El día de la boda escuchó a Jorge hablar con Liliana, le aseguraba que ahora si la había olvidado y que sería feliz con Sol, Liliana le aseguró que ella también estaba feliz por su hermana y por él también ya que nunca lo había amado y ahora seria también su hermano.
Sol al escuchar aquello, corrió hacia el lugar donde se encontraba su padre y entre llanto le contó apresuradamente lo que había ocurrido, le indicó que dejase a la bruja y que fuera feliz con Liliana.
La bruja que pasaba por allí escuchó a Sol y enfadada profirió otro encanto en la noche de bodas Sol sería de Barro y el hechizo sólo podría romperse si el amor de Jorge se consolidara...
Al final nadie fue feliz y todo fué por celos.

Aunque trascurrido un tiempo y ya que esto es un culebrón, la bruja conoció a un chico y se enamoraron, Liliana se casó con el padre por que después del luto por Sol decidieron que se amaban y que no tenía sentido estar separados, la bruja se apiadó de Sol y un día la rescató del hechizo, pero como castigo le hizo perder la memoria y parece que anda perdida por ahí ,todaviá vagando, si no es ella será su espiritu...

1 comentario:

luis623623 dijo...

si...
una historia propia de telenovela...

ja ja ja...

aquí, en Lima... estoy encantado con "hasta que la plata nos separe"...

¡suerte...!