miércoles, 7 de mayo de 2008

El Guerrero en el Monasterio.


Los Tratados del excelentísimo Tzun Tse sobre la Guerra he aprendido con dedicación, artes de combate con armas y cuerpo a cuerpo han sido devotamente practicadas por mi organismo y mi mente hasta que los grandes diestros de estas disciplinas me reconocieron como a su semejante, un sin numero de condecoraciones y ascensos he obtenido por ilustrarme en las ultimas especialidades de ofensiva hasta llegar a ser lo que soy , y ahora te pregunto Maestro ¿ Que mas requiero para llegar a ser Invencible? . . . . ----- El Sacerdote del Monasterio sin abrir ni un momento los ojos y tras una breve reflexión contesto.---¡! Hasta un Gorrión es invencible ¡!. . . . Si este no se posa sobre las fauces del Tigre.

No hay comentarios: