miércoles, 23 de abril de 2008

Durante el Invierno


Durante el invierno el viento me acaricia el pelo, sus caricias son frías y despiadadas parece que no está contento parece que quiere partir cuanto antes llevándose consigo todo lo que le rodea; incluido a mi. Pero en la primavera el viento me acaricia el pelo y su caricia es tan dulce que olvido el frió invierno y me siento afortunada por recibir una caricia tan dulce, tan llena de sensaciones de ternura, parecen tus propias caricias. !!Si esa es la conclusión!!
Te has puesto de parte del viento para que me envíen dulces caricias en primavera y no olvide que estás ahí conmigo tan cerca que puedo sentir como tocas mi pelo....................................
Había una vez hace muchos años una niña que creció amando a un apuesto señor del Feudo del que formaba parte su familia. El era el hijo del acaudalado terrateniente, mientras ella sólo era la hija del campesino que se hacía cargo de las tierras del señor.
El tiempo transcurrió deprisa y ellos fueron creciendo, y su amor el de ella se multiplicaba día a día.
Pero el apuesto chiquillo, convertido ya en un hombre, preparaba con premura su próximo enlace con una señora de alta alcurnia y familia de buen nombre.
Nuestra joven campesina, ante el inminente acontecimiento se armó de valor y decidida le declaró su amor a su señor; ella era hermosa y sabía que atraía las miradas de cualquier hombre.
Su señor sintió algo,¿ Sorpresa?¿ Agrado?¿ Atracción?. No obstante hizo caso omiso y con y un gesto Altivo la rechazó.
El señor contrajo matrimonio, La campesina a su vez también se casó; con un campesino que tenía tierras propias y que pasados unos meses se le declaró.
Pasados cinco años un día nuestra campesina se encontraba lavabando su ropa en el río, vio detenerse a un caballero.!!!Cual sería su sorpresa!!!!!!!!!
Era su señor, le llevaba un hermoso obsequio unas flores amarilla( Rosas) y en medio del bonito ramo una bella Rosa roja vio.
Entonces su señor le declaró:
_Esta flor representa lo que sentí cuando aquel día declaraste lo que sentías por mi, ahora estoy rodeado y marcado por las espinas de esa flor que en ese momento no comprendí que querían decir hoy estoy casado y vivo una vida "Feliz", pero se que ese sentimiento sólo lo sentiré por ti.
Tras decir esto se alejó cabizbajo, monto en su caballo y partió.
Ella se quedó perpleja y unas lágrimillas empezaron a fluir.
Estas dos almas se siguieron amando en secreto sólo el viento con sus caricias las conseguía unir.
DE ANN PARA ED

No hay comentarios: